Caleta Olivia - Santa Cruz - Argentina
"Portal a los Hielos Eternos"

Política y Gobierno

Historia del Himno Nacional Argentino
 


El Himno Nacional Argentino entonado en el salon de Mariquita Sánchez. Oleo de Subercaseaux. Detalle.

  • Más videos y fotos: Entrar.
  • El Himno Nacional Argentino, es la canción patriótica de Argentina. La letra pertenece a Vicente López y Planes, y la música es de Blas Parera. Fue oficializado en 1813, por la Asamblea Constituyente. La versión del himno, que se conoce actualmente, es el arreglo que hiciera en 1860, Juan Pedro Esnaola.
    Nuestro himno, es uno de los símbolos patrios, junto a la escarapela, el escudo y la bandera.
     


    Origen del Himno Nacional Argentino

    La historia del Himno Nacional Argentino se remonta a 1812. Más precisamente, se trata de lo que ocurrió la noche del 24 de mayo de ese año. En esa oportunidad, se representaba en el Casa de Comedia, frente a la Iglesia de la Merced, el melodrama de Ambrosio Morantes titulado El 25 de Mayo, con música de Blas Parera.
    Como parte de la representación, se veía al pueblo en la plaza cantando un himno a la libertad. Vicente Lopez y Planes espectador en la velada teatral, se sintió motivado y compuso algunas estrofas.

    Pero, Vicente Lopez, no fue el único impactado por la presentación teatral. También, motivó a la Asamblea. Ésta, ofició al Cabildo sobre la conveniencia de contar con una marcha patriótica, para ser entonada en escuelas y espectáculos públicos.
    Entonces, el Cabildo encarga a Manuel José Garcia, la gestión de una marcha patriótica. Garcia encomienda el trabajo a fray Cayetano Rodriguez. Pero, también, comisiona al mismo tiempo, a su amigo, poeta y cabildante Vicente Lopez y Planes, la realización de la letra para dicha marcha patriótica.
    Se aprobaron los versos de fray Cayetano Rodriguez, y el cabildo encargo que se les pusiera una música sencilla. Pero al mismo tiempo se hizo una demostración, a las puertas del Cabildo, de la marcha patriótica de Vicente Lopez con música de Blas Parera.

    Hay distintas teorías de lo sucedido, sobre si fray Cayetano Rodriguez retiró su versión, si cayó en desuso por falta de mérito, ó si coexistieron durante 1812 los dos himnos. Pero lo concreto, es que la marcha patriótica de Vicente Lopez y Blas Parera, fue entonada en noviembre de 1812 ante los miembros del gobierno, y que el Cabildo abonó 167 pesos por la música a Parera.
     


    El principio del Himno Nacional Argentino

    El 6 de marzo de 1813, la Asamblea encargó formalmente a Vicente Lopez, que preparase la canción patriótica y el 11 de mayo se aprobó la ampliación. La Asamblea de 1813, estableció por decreto, que esta marcha patriótica se entonara en todos los actos públicos. Pero en verdad, se dice que el Himno Nacional Argentino, ya había sido consagrado por el pueblo, que lo había hecho propio.
    La primera edición oficial del Himno Nacional Argentino, llamada en ese momento Marcha Patriótica, la realizó la Imprenta de los Niños Expósitos. El diseño era semejante al de la Gaceta ministerial y data del 14 de mayo de 1813.

    Entre las primeras memorables ejecuciones, está la interpretación por el coro de niños de la Escuela de Rufino Sánchez en la Plaza de la Victoria, al pie de la Pirámide Mayo. También la ejecución de Blas Parera, de la Marcha Patriótica en el piano de la casa de Esteban de Luca.
    Parera, además, le habría obsequiado a De Luca, una partitura original en 1813. Dicha partitura, habría sido donada por la familia De Luca en 1916, al Museo Histórico Nacional.

    El óleo de Pedro Subercaseaux Errázuriz, que actualmente se encuentra en el Museo Histórico Nacional, inmortalizó la velada en la cual se entonó el Himno Nacional Argentino en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson.
    El 5 de mayo de 1813 la Asamblea establece la fecha del 25 de Mayo, como día de fiesta cívica en celebración de la Revolución del 25 de mayo de 1810. Ese día se cantó en el teatro la canción patriótica.
     


    Los autores del Himno Nacional Argentino

    Vicente Lopez y Planes (1785-1856)
    Abogado porteño, obtuvo el doctorado en leyes en la Universidad de Chuquisaca. Fue escritor y político. Formó parte del Regimiento de Patricios durante las Invasiones Inglesas. Exaltó la victoria en contra los invasores ingleses en el poema El triunfo argentino. Fue cabildante y miembro de la Asamblea de 1813, que aprueba su Himno. Ocupó numerosos cargos públicos.

    Blas Parera (17761840)
    Blas Parera. Retrato, detalle.Nacido en Murcia España, emigró a America en 1793. Fue profesor en el Colegio de Niños Expósitos y daba clases particulares de música a la clase alta de la sociedad porteña. El músico catalán también fue organista en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires y en las iglesias de San Nicolás, San Ignacio y La Merced. Compuso por encargo la música de la Marcha Patriótica cuyos versos escribiera Vicente Lopez.

    Juan Pedro Esnaola (1808-1878)
    El Himno Nacional aprobado por la Asamblea, tiene nueve estrofas y un coro escrito en octavas decasilábicas. Es una marcha épica, de inflamados versos, donde se destacan los valores de la lucha por la libertad y el triunfo sobre el tirano opresor. También se manifiesta en el texto, la tendencia monárquica de su autor.
    La versión que se conoce actualmente, es el arreglo que hiciera en 1860, Juan Pedro Esnaola (1808-1878).
    Esnaola junto a su tío Jose Antonio Picasarri -cura y maestro de la catedral de Buenos Aires- fueron expulsado en 1818, por no adquirir la ciudadanía. Ambos eran de tendencia realista. Esnaola, regresó de España con la amnistía de 1822.
    Juan Pedro Esnaola, fue músico oficial de Rosas, y profesor de música de su hija Manuelita. El primer arreglo del Himno, lo anota en el cuaderno de su alumna entre 1847 y 1849, entre otras canciones de moda.
    Este arreglo, es el que finalmente, se toma como base para la versión de 1860, que le fuera encargada por el director de Bandas Militares. Desde 1928 esta es la versión oficial, del Himno Nacional Argentino.


     


    La polémica sobre la Marcha Patriótica

    El himno, despertó innumerables polémicas, a favor y en contra. Sus detractores -entre los que se encontraban los españoles residentes en Buenos Aires, el gobierno español y su cuerpo diplomático- decían que su contenido hería la sensibilidad del pueblo español.
    Una de las expresiones que resultaban mas hirientes, fue utilizada -aunque no referida a España- por Osvaldo Soriano como título de uno de sus libros: A sus plantas rendido un león.
    Hay otras expresiones tal vez menos familiares como:

    En los fieros tiranos la envidia escupió su pestifera hiel,
    Su estandarte sangriento levantan
    Provocando a la lid mas cruel.

    A estos tigres sedientos de sangre
    Fuertes pechos sabrán oponer

    Y con brazos robustos desgarran
    Al ibérico altivo León.

    aquí el brazo argentino triunfó;
    aquí el fiero opresor de la Patria
    su cerviz orgullosa dobló.

    La versión completa, es la que aparece en imagen en este informe como Marcha Patriótica, por la Imprenta de los Niños Expósitos.
    Habiendo quedado el escenario de la emancipación argentina en el pasado, el texto del himno no se condecía con el estado de amistad y unión, en las relaciones internacionales con España de finales de siglo XIX.
    En 1893, el ejecutivo a instancias del ministro del interior Lucio Vicente Lopez, nieto del autor del himno, decreta que en los actos oficiales se cante solo la última estrofa. Pero esto no termina con las discusiones sobre el tema.
     


    El Himno, ¿necesita instrucciones para ser cantado?

    Julio Argentino Roca, durante su segunda presidencia, retoma el tema de que «el himno contiene frases que fueron escritas con propósitos transitorios, las que hace tiempo han perdido su carácter de actualidad y que mortifican el patriotismo del pueblo español y no son compatibles con las relaciones internacionales de amistad, unión y concordia» entre Argentina y España.
    El presidente, además, es consciente de que «el poder ejecutivo no puede alterar el texto oficialmente consagrado por una sanción legislativa». Por lo tanto, no es posible acortar o suprimir partes del texto, de la canción nacional oficial.

    Roca, entonces, opta por dar instrucciones, sobre como se debe cantar Himno en los actos oficiales. Estas instrucciones constan en el decreto del 30 de marzo de 1900, que establece se cantarían los cuatro primeros versos, los cuatro últimos y el coro.
     


    Versión oficial del Himno Nacional Argentino

    Pasa el tiempo, y vuelven las polémicas, y los cuestionamientos. Tal es así que en 1924, el presidente Marcelo T. de Alvear firmó un decreto para formar una comisión, para crear una nueva versión musical del Himno. Presionaron los diarios La Prensa y La Nación con argumentos en contra y a favor de una nueva versión. La opinión pública también se manifestó y finalmente en 1928 queda sin efecto la nueva versión.

    Tras cuatro años mas de dudas, donde se intenta imponer una nueva versión, en 1928 se establece que la versión de 1860 de Pedro Esnaola, es la versión oficial del Himno Nacional Argentino, que se cantaría acorde al decreto del 30 de marzo de 1900.

    ¡Oíd, mortales!, el grito sagrado
    ¡libertad!, ¡libertad!, ¡libertad!
    Oíd el ruido de rotas cadenas
    ved en trono a la noble igualdad.

    Ya su trono dignísimo abrieron
    las Provincias Unidas del Sud!
    Y los libres del mundo responden:
    ¡Al gran Pueblo Argentino salud!
    ¡Al gran Pueblo Argentino salud!

    Coro
    Sean eternos los laureles
    que supimos conseguir:
    coronados de gloria vivamos,
    o juremos con gloria morir.


     


    La confirmación de 1944

    El decreto número 10.302 del 24 de abril de 1944, se refiere a los símbolos patrios, el escudo, la escarapela, la bandera y el himno.
    Allí, se reafirma en el cuerpo del decreto «Que, por los motivos respetables invocados en el decreto de 30 de marzo de 1900, sobre omisión en el canto de algunas frases del texto de López, se confirma dicha decisión»
    En tanto, en el articulado, especifica las definiciones respecto de la letra y la música del Himno Nacional Argentino en los artículos 6º y 7º respectivamente.

    Art. 6° Adóptase como letra oficial del Himno Argentino, el texto de la canción compuesta por el diputado Vicente López, sancionado por la Asamblea General Constituyente, el 11 de mayo de 1813, y comunicado con fecha de 12 de mayo del mismo año, por el Triunvirato al Gobernador Intendente de la Provincia. Para el canto se observará lo dispuesto por el Acuerdo de 30 de marzo de 1900.

    Art. 7° Adóptase, como forma auténtica de la música del Himno Nacional, la versión editada por Juan P. Esnaola, en 1860, con el título: «Himno Nacional Argentino. Música del maestro Blas Parera». Se observarán las siguientes indicaciones: 1°) en cuanto a la tonalidad, adoptar la de Sí bemol que determina para la parte del canto el registro adecuado a la generalidad de las voces; 2°) reducir a una sola voz la parte del canto; 3°) dar forma rítmica al grupo correspondiente a la palabra «vivamos»; 4°) conservar los compases que interrumpen la estrofa, pero sin ejecutarlos. Será ésta en adelante, la única versión musical autorizada para ejecutarse en los actos oficiales, ceremonias públicas y privadas, por las bandas militares, policiales y municipales y en los establecimientos de enseñanza del país.


     


    Créditos:


     
    Política y Gobierno
    Política y Gobierno
    Página Principal