Comodoro Rivadavia - Chubut - Argentina
"Capital del Viento"

Bandera de la Ciudad de Comodoro Rivadavia.
Mapas
Página Principal
Mapas
Bandera de la República Argentina.

20 de Junio - Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano - 1820/2021


Buscador Interno



en la Web
en caletao.com.ar
en elchenque.com.ar

Indice Temático

Accesorio Arte y Cultura
Accesorio Bibliotecas
Accesorio Culto
Accesorio Deportes
Accesorio Ecología
Accesorio Economía
Accesorio Educación
Accesorio Fauna
Accesorio Flora
Accesorio Fotografías y Videos
Accesorio Geografía
Accesorio Historia
Accesorio Org. No Gubernamentales
Accesorio Política y Gobierno
Accesorio Primeros Habitantes
Accesorio Salud
Accesorio Turismo

Accesorio Artículos
Accesorio Colaboraciones
Accesorio Editoriales
Accesorio Enlaces Páginas Comodoro
Accesorio Enlaces Ciudades
Accesorio Enlaces Indice
Accesorio Galería Arte
Accesorio Galería Fotos Artísticas
Accesorio Libros y Escritores
Accesorio Libros Electrónicos
Accesorio MP3
Accesorio Videos

Accesorio Webmaster
 


Servicios

Accesorio Estado del Tiempo
Este enlace lo llevará a conocer el Estado del Tiempo de la Ciudad de Comodoro Rivadavia.


Aspectos Técnicos

Este Sitio está en:
Permanente Construcción.

Actualizado al:
19 de Junio de 2021

Resolución:
Sin resticción.

Optimizado para:
1366 x 768 px.

Publicadas desde el:
03 de Abril de 2000


Correo Electrónico

E-Mail: gonbal@gmail.com

Enlace al Sitio de Caleta Olivia, Santa Cruz, Argentina.
Enlace al Sitio GonBal.
Enlace al Sitio de Cañadón Seco, Santa Cruz, Argentina.
 
4055 Páginas - Año XX - 2799 Imágenes
Actualizado al: 19 de Junio de 2021 - Próxima Actualización: 27 de Junio de 2021

Temas de la Semana

Deportes:

"Jorge Bonahora,
alta en el cielo"

Nuevo.
De un lado Roque Tótaro reconoce a Jorge Bonahora y luego de un abrazo, dice en voz fuerte –esa misma voz que forjó atletas como entrenador y técnicos en la ENET 1 como director- y expresa a los presentes “este joven que ven acá, fue el mejor atleta que me tocó entrenar”. Las palabras de Tótaro no son vacías de contenido, porque Jorge Bonahora antes de tener 76 años, estar jubilado y haber formado...
Entrar (www.elchenque.com.ar)

Salud:

"La confesión de Nestlé plantea
un interrogante a los diputados argentinos"

Nuevo.
La empresa de alimentos más grande del mundo, Nestlé, ha reconocido que más del 60% de sus productos de alimentos y bebidas convencionales no cumplen con una “definición reconocida de salud” y que “algunas de nuestras categorías y productos nunca serán 'saludables' sin importar cuánto renovamos”. El diario Financial Times tuvo acceso a la presentación que circuló entre los altos ejecutivos, que...
Entrar (www.elchenque.com.ar)

Economía:

"Secretos del negocio
de la joya desconocida del mar argentino"

Nuevo.
En 1995 Pedro Bohnsdalen, primer gerente de Wanchese Sur, trajo a la Argentina el Buque Pesquero Erin Bruce y mediante un acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) y el Consejo Federal de Pesca (CFP) inició en el Mar Argentino la investigación de las pesquerías de vieira, un molusco al gusto francés y cuyos usos culinarios Francia esparció por el sur de EEUU,...
Entrar (www.o-12.com.ar)

Artículo:

"Se celebró
el 25º Aniversario de A.P.A.Dis.C.O."

Nuevo.
En los Talleres Protegidos de A.P.A.Dis.C.O. , los operarios con discapacidad entre 24 y 60 años concurren a la Institución a realizar prácticas de panadería y repostería, lo hacen en dos turnos, y durante cuatro horas realizan tareas de panadería con sus maestros panaderos. Actualmente Pedro Ontivero y Julio Espulef son los maestros panaderos y Damián Ontivero, auxiliar de panadería. La Dirección del...
Entrar (www.caletao.com.ar)

Salud:

"Autismo"
Nuevo.
Información y manual sobre «Autismo» para Padres de niños ...
Entrar (www.caletao.com.ar)

«Wallpaper» de 2019:

"Imágenes de Patagonia"
Nuevo.
A partir de este Mes podrán elegir los «Fondos de Pantalla» ...
Entrar (www.elchenque.com.ar)

Arte y Cultura:

"Ivana Adzija"
Un Nuevo récord mundial sin precedentes en el Mundo estableció ...
Entrar

«Artículo»
 



Martín Miguel de Güemes
 


"Gral. Martín Miguel de Güemes" Oleo sobre tela de Montellano T. - Colección Matassi.

  • Más videos y fotos: Entrar.

  • Martín Miguel Juan de la Mata de Güemes Montero Goyechea y la Corte (8 de febrero de 1785, ciudad de Salta - 17 de junio de 1821, Cañada de la Horqueta, provincia de Salta) fue un militar argentino que cumplió una destacada actuación en la guerra de la independencia y en las guerras civiles argentinas. Durante seis años ejerció la gobernación de la provincia de Salta y con muy escasos recursos libró una casi constante guerra defensiva, conocida como Guerra Gaucha, que mantuvo al resto del territorio argentino libre de invasiones realistas.

    Martín Miguel de Güemes se crió en el seno de una familia acomodada. Su padre, Gabriel de Güemes Montero, nacido en Santander, en la provincia española de Cantabria, era un hombre ilustrado y cumplía funciones de tesorero real de la corona española. Logró que su hijo tuviera una buena educación con maestros particulares que le enseñaron los conocimientos filosóficos y científicos de su tiempo. Su madre era María Magdalena de Goyechea y la Corte, de origen jujeño. Se casó en la Catedral de Salta con Carmen Puch, con quien tuvo tres hijos: Martín, Luis e Ignacio.

    Martín cursó sus estudios primarios en su ciudad natal, alternando la enseñanza formal con el aprendizaje de las labores campesinas en la finca donde vivía con su familia. A los 14 años se enroló en el Regimiento Fijo de Infantería, cuyo cuartel central estaba en Buenos Aires pero tenía un batallón en Salta a raíz de la rebelión de Túpac Amaru II desde 1781.

    En 1805 fue enviado con su regimiento a Buenos Aires, ya que el Virrey del Río de la Plata Rafael de Sobremonte temía un ataque inglés. Éste se produjo al año siguiente, iniciando las invasiones inglesas, participando Güemes en la Reconquista de Buenos Aires. Al año siguiente participó también de la Defensa de la ciudad y protagonizó una curiosa hazaña: al ver que un barco inglés había encallado por una bajante repentina del río, dirigió una carga de caballería y lo abordó. Fue una de las muy pocas veces en la historia que un buque de guerra fue capturado por una partida de caballería.

    En 1808 sufrió una enfermedad en la garganta, de la que surgió una seria deficiencia al hablar, una pronunciación gangosa de las palabras, que causaba la burla de sus compañeros. Todo indica que sufrió las complicaciones que suelen acompañar a la hemofilia, enfermedad que hasta ese momento no era conocida, y que dificulta mucho la cicatrización de las heridas externas e internas. Logró su traslado a Salta.

    Después de la Revolución de Mayo de 1810 la Primera Junta envió la Primera expedición auxiliadora al Alto Perú. Martín Miguel de Güemes, como integrante del Ejército del Norte, fue puesto al mando de un escuadrón gaucho en la Quebrada de Humahuaca (Jujuy) y en los valles de Tarija y Lípez, impidiendo la comunicación entre los contrarrevolucionarios y los realistas altoperuanos. En la batalla de Suipacha, librada el 7 de noviembre de 1810 y que fue el único triunfo de las armas patriotas durante esta primera expedición, la participación del capitán Güemes fue decisiva.

    Permaneció en la zona de la Quebrada hasta después de la derrota de los ejércitos de las provincias "de abajo" en la Batalla de Huaqui, el 19 de junio de 1811 y prestó su ayuda a los derrotados que huían; allí comenzó su famosa guerra de recursos, con la que posiblemente retrasó el avance de partidas realistas antes de la llegada del ejército principal, que mandaba el general Pío Tristán.
    Con su colaboración, el general Juan Martín de Pueyrredón logró atravesar la selva oranense y salvar los caudales de la Ceca de Potosí, que estaba en poder de los realistas.

    Güemes, siguiendo órdenes de Eustoquio Díaz Vélez, el 18 de enero de 1812 recuperó Tarija para los patriotas. La ciudad había caído en poder de los partidarios del virrey del Perú José Fernando de Abascal. Díaz Vélez le mandó reintegrarse al ejército -lo cual realizó- llevándose con él 300 hombres, 500 fusiles y dos cañones. Los revolucionarios fueron obligados a retirarse a San Salvador de Jujuy debido al avance de las tropas realistas numéricamente superiores que comandaba José Manuel de Goyeneche.

    Cuando el general Manuel Belgrano asumió el mando del Ejército del Norte e inició la Segunda expedición auxiliadora al Alto Perú ordenó su traslado por indisciplina, causada por un discusión sobre mujeres entre oficiales bajo su mando. Permaneció en Buenos Aires, agregado al Estado Mayor General.

    Al conocerse en Buenos Aires el desastre patriota de la batalla de Ayohuma, Güemes fue ascendido a teniente coronel y enviado al norte, como jefe de las fuerzas de caballería de José de San Martín, nuevo comandante del Ejército del Norte. En esta Tercera expedición auxiliadora al Alto Perú se hizo cargo de la vanguardia del ejército reemplazando en ese puesto a Manuel Dorrego, otro oficial brillante que había sido desterrado por problemas de disciplina.

    Se presentó en Salta como el protector de los pobres y el más decidido partidario de la revolución. Pero aun así, no logró nuevos aportes de recursos de parte de los sectores adinerados. Contó con su hermana María Magdalena "Macacha" Güemes como una de sus principales colaboradores.

    San Martín le encomendó el mando de la avanzada del río Pasaje (o río Juramento, porque en sus márgenes el general Belgrano había hecho jurar obediencia al gobierno de Buenos Aires, la Asamblea del Año XIII, y a la Bandera Nacional). Poco después, asumía también el mando de las partidas que operaban en el Valle de Lerma en el que está situada la ciudad de Salta. De este modo iniciaba la Guerra Gaucha, ayudado por otros caudillejos, como Luis Burela, Saravia, José Ignacio Gorriti o Pablo Latorre. Ésta fue una larga serie de enfrentamientos casi diarios, apenas cortos tiroteos seguidos de retiradas. En esas condiciones, unas fuerzas poco disciplinadas y mal equipadas pero apoyadas por la población podían hacer mucho daño a un ejército regular de invasión.

    Con sus tropas formadas por gauchos del campo, rechazó el avance del general Joaquín de la Pezuela y posibilitó el inicio de un nuevo avance hacia el Alto Perú. Bajo el mando del general José Rondeau tuvo un papel destacado en la victoria de batalla de Puesto del Marqués. Pero, indignado por el desprecio que mostraba éste por sus fuerzas y por la indisciplina del ejército, se retiró del frente hacia Jujuy. Daba por descontada la derrota del Ejército del Norte en esas condiciones y, en ese caso, necesitaría a sus hombres. Al pasar por Jujuy se adueñó del armamento de reserva del ejército; al enterarse, Rondeau -que era también el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata- lo declaró traidor.

    Güemes había conversado con San Martín sobre las ideas de atacar Perú desde Chile. Pero San Martín necesitaba tener las espaldas cubiertas, con fuerzas activas en la frontera norte de Salta, para mantener ocupados los ejércitos realistas muy lejos de Lima. La persona más indicada para dirigir esas operaciones era Güemes, y San Martín lo nombró General en Jefe del Ejército de Observación. El salteño estaba continuamente informado sobre los movimientos de San Martín en la campaña del Pacífico, y cuando éste desembarcó en la costa peruana, decidió avanzar hacia el Alto Perú.

    Pero ya no podía contar con el Ejército del Norte, del que sólo quedaba una pequeña división al mando del coronel Alejandro Heredia (que estaba a órdenes de Güemes), y algunas armas en Tucumán. Pero éstas estaban en poder del gobernador Bernabé Aráoz, que las estaba usando para tratar de volver a la provincia de Santiago del Estero a la obediencia a su gobierno.

    A principios de 1821, el gobernador de Santiago del Estero, Juan Felipe Ibarra, pidió auxilio a Güemes, y éste invadió Tucumán, más para apoderarse de las armas que necesitaba que por solidaridad. La expedición salteña se componía de 2.000 hombres provenientes de Salta, San Carlos y Rosario de la Frontera, saliendo rumbo a Tucumán en febrero; por la amenaza realista, las milicias de Jujuy no participaron en la acción. Pero el ejército salteño y santiagueño, al mando de Heredia (tucumano) e Ibarra, fue derrotado por el tucumano al mando de Manuel Arias (salteño) y Abraham González en la batalla de Rincón de Marlopa (3 de abril). Otra columna salteña tuvo éxito en expulsar a los partidarios de Aráoz de Catamarca, aunque el tucumano la recuperaría poco después su República de Tucumán desaparecería definitivamente en agosto.

    El cabildo de Salta, formado por las clases altas de la ciudad, cansadas de pagar las contribuciones forzosas que exigía Güemes, aprovechando la ausencia del caudillo, lo acusó de “tirano” y lo declaró depuesto. Muchos de sus miembros se habían puesto de acuerdo con el general español Olañeta para entregarle la ciudad. Güemes regresó sin prisa, ocupó pacíficamente la ciudad, y perdonó a los revolucionarios. Ésa fue la llamada "Revolución del Comercio"; aunque fracasada, dio inicio a un partido de oposición, conocido como "Patria Nueva", en oposición a la "Patria Vieja", es decir, al partido de Güemes.

    Pero no todo había terminado: Olañeta ya estaba en camino, y mandó al coronel “Barbarucho” Valdez por un camino desierto de la Puna, acompañado por miembros de la familia realista Archondo. El coronel Valdez era un español nativo de Valencia, radicado desde hacía décadas en la región y con experiencia en arriar y robar ganado, oficios que le permitieron conocer múltiples senderos poco transitados.

    El 6 de junio, Valdez ocupó la ciudad de Salta, y al salir a combatirlo, Güemes fue herido por una bala. Siguió a caballo hasta una hacienda a dos leguas de la ciudad. Pero su herida —como cualquier herida profunda de un hemofílico— nunca cicatrizó.

    Murió diez días después, el 17 de junio de 1821, a los 36 años de edad. En el momento de su muerte, en la Cañada de la Horqueta, cerca de la ciudad de Salta, yacía a la intemperie, en un catre improvisado por el Capitán de Gauchos Mateo Ríos, luego su cadáver fue inhumado en la Capilla del Chamical. Martín Miguel de Güemes fue el único general argentino caído en acción de guerra exterior.

    Desde que supo de la muerte de su esposo, Carmen Puch se encerró en su habitación, y se cree que se dejó morir de hambre.
     


    Créditos:

     



    El deporte comodorense está de luto por la muerte de Felipe Avila
     


    Felipe Avila, quien fue un ícono del deporte de Comodoro Rivadavia.

  • Más videos y fotos: Entrar.

  • Este martes falleció a los 82 años Felipe Avila, quien fue un ícono del deporte de Comodoro Rivadavia y que durante el centenario de la ciudad fue elegido como el deportista del siglo XX.
    “Felipe Avila nació el 08 de agosto del año 1939 en Comodoro Rivadavia, se trasladó con su familia a Kilómetro 5 en el año 1944, a pocos metros de la cancha de Unión San Martín Azcuénaga. Cursando sus estudios primarios en la exescuela 37 hoy N°111 “Mar Argentino” de Km 5, y sus estudios secundarios en el Colegio Perito Moreno.

    En sus primeros pasos en el fútbol de divisiones menores, comenzó en el Club USMA, debutó en Primera división en partido amistoso del año 1954 ante Florentino Ameghino. En su trayectoria como futbolista, integró el equipo campeón de USMA del año 1957 y Comferpet campeón del año 1965.
    Además, jugó como refuerzo en Huracán e integró selecciones comodorenses.
    En el tenis, jugó por dos décadas siendo el número uno y en básquetbol, un gran jugador y entrenador en los equipos de USMA.

    Nos dejó una persona que siempre estuvo vinculada al deporte y desde un rol tan importante como deportista, práctico golf, tenis, básquetbol y fútbol. Fue la figura del deporte de la ciudad, por ello destacado el Deportista del Siglo XX.
    ¡Te recordaremos por siempre, Felipe!”, finaliza el comunicado del Ente Autárquico Comodoro Deportes, que posteó en su Facebook.
     


    Créditos:


    ¿Sabías qué Felipe Avila fue el único jugador intransferible del Club USMA?
     


    Entre las glorias del Club Unión San Martín Azcuénaga de los años 60, se encontraba Felipe Avila. Quien llegó a la institución luego de mudarse con su familia a la barriada de Km5, en el año 1944. Viviendo muy cerca del Club, junto a sus hermanos se iniciaron futbolísticamente en USMA, dando sus primero pasos en las divisiones inferiores.
    Felipe Avila debutó en Primera división en un partido amistoso del año 1954 ante Florentino Ameghino y fue integrante del equipo campeón del año 1957. Sus virtudes y despliegue futbolístico lo llevaron a ser integrantes de Selecciones de Comodoro Rivadavia, y ser un jugador muy requerido en aquellos tiempos, por los clubes comodorense.

    Por lo que, en el mes de junio del año 1961, el Club USMA emite un comunicado luego de haber tomado una resolución en Comisión directiva donde lo declara jugador “intransferible”.
    Publicando en un diario local,” Determinación del Club Unión San Martín Azcuénaga, dispuso declarar intransferible al jugador de la entidad, Felipe Avila, quedando así aclarada la situación de este jugador, por quien se interesaron algunas entidades”.

     


    Créditos:

    «Video de GonBal»

    Juan José Gómez Centurión, charla sobre Malvinas -Caleta Olivia 2019-
     



     


    «Juan José Gómez Centurión, charla sobre Malvinas -Caleta Olivia 2019-» : Time: 01:09:39

    El Centro de Veteranos de Guerra de Caleta Olivia recibió a Juan José Gómez Centurión condecorado con la "Cruz la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate".
    Una vez más la Sala Itinerante de la ciudad recibe a uno de los veteranos de la guerra de Malvinas, que fue destinado a la zona del istmo de Darwin, peleando en la batalla de Pradera del Ganso contra 250 británicos con tan solo un comando de 38 soldados argentinos.
    Durante la guerra de Malvinas se desempeñó como Subteniente de la Sección «Romeo» de la Compañía «C» del Regimiento de Infantería 25 (RI 25 con asiento en la ciudad de Sarmiento, Chubut).
    29 de Mayo de 2019. Caleta Olivia, Santa Cruz, Argentina.  


    Créditos:

    «Defensa Civil»

    Servicio brindado por la Dirección General de Defensa Civil del Chubut

    «Artículos»
     



    Alerta por invasión de ardillas en la Ciudad de Buenos Aires y varias provincias
     


    Ardillas de vientre colorado. | Cedoc Perfil.

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • Una invasión de ardillas de vientre colorado, una especie exótica introducida en el país, se registró en los últimos tiempos tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, entre otras. La inesperada situación causó alarma entre las autoridades locales ya que pueden comer cables de telecomunicaciones, atacar plantaciones o transmitir leptospirosis, según se informó.

    En este sentido, Florencia Gómez, secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, aseguró a la agencia Télam que "las ardillas de vientre colorado fueron traídas en 1970 a Jáuregui, cerca de Luján, para adornar el paisaje porque a un señor le hacían acordar a su Bélgica natal. Ahora hay más de 100.000 ejemplares distribuidas en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires Provincia, Santa Fe, Mendoza y Córdoba”.
    Atentos a estas circunstancias, a mediados del mes pasado el Ministerio incluyó a las ardillas de vientre colorado en el listado de especies exóticas invasoras presentes en el territorio nacional.

    "Las especies invasoras son una de las principales amenazas a la conservación de la diversidad biológica. Sus riesgos asociados pueden aumentar debido al incremento del comercio mundial, el transporte, el turismo y el cambio climático. Muchas de las especies exóticas que se vuelven invasoras fueron trasladadas de manera intencional con fines como la producción y el aporte de insumos para la industria, la caza y su uso ornamental, como animales de compañía y otros", explicaron desde la cartera.
    En ese sentido, Gómez aseguró que "como las ardillas no tienen depredadores, avanzan sobre el ecosistema sin ningún control, como lo que ocurre con el castor en Tierra del Fuego".
    En la provincia de Buenos Aires se han reportado daños en barrios privados de Luján, Pilar y Escobar, donde están comiendo los cables de telecomunicaciones y las mangueras de riego.
     


    Invasión en la Ciudad de Buenos Aires

    Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires se pueden encontrar en espacios grandes como la exESMA, el Jardín Botánico o en la Agronomía, donde los gatos pueden depredarlas, explicaron. "En Córdoba se han expandido en Calamuchita, en La Cumbrecita, adonde las han llevado para unos hoteles y las han soltado ahí. En Mendoza están muy alertas porque pueden avanzar hasta los viñedos y generar una catástrofe en la producción", aseguró Gómez.
     


    Qué hacer ante la presencia de ardillas

    Según aclaró la secretaria de Política Ambiental, "lo principal es detener la curva de crecimiento, y para eso hay que poner en alerta a la gente, que avise a las autoridades apenas vean un ejemplar para implementar distintos métodos de control".
    "No hay que tocarlas ni llevarlas a la casa como mascota. Las ardillas son carismáticas, entonces es doble es desafío de alertar a la ciudadanía. Pueden causar leptospirosis con su orina", aseguró, y concluyó que "lo que buscamos es que que no avancen hacia más lugares porque afectan a la salud, lo económico y la biodiversidad".
     


    Créditos:

    • Publicado en el Diario Perfil. (12/05/21).
     



    Un grupo de biólogos que busca preservar a una especie en peligro y clave para el ecosistema en el Parque Nacional Iguazú
     


    Tortuga Herradura (Phrynops williamsi). Tortuga de arroyo misionera. Foto: Marcelo Allende.

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • El Parque Nacional Iguazú no sólo es uno de los más visitados y valorados de la Argentina. También es el resguardo de especies que pelean por su supervivencia. Una de ellas, es la tortuga herradura, un animal considerado como vulnerable y con un valor especial para el ecosistema del lugar.
    Esta especie de tortuga habita ríos y arroyos rocosos poco profundos con correderas de las provincias de Corrientes y Misiones. Es una especie seriamente amenazada por la construcción de represas hidroeléctricas que limitan su hábitat y las aíslan con una tendencia poblacional en decrecimiento.

    Pero se conoce poco de la tortuga herradura. No estaba muy claro cuáles eran los tiempos de su evolución, de sus características reproductivas ni de sus costumbres de anidamiento, o sus predadores, por ejemplo.
    La Unión Mundial por la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés) que la tiene catalogada como vulnerable, explica: “Existe una explotación moderada de Phrynops williamsi, tal su nombre científico, dirigida al comercio nacional e internacional de mascotas, especialmente en Uruguay, pero aparentemente no en Brasil, y una importante mortalidad por captura incidental asociada a de la pesca de subsistencia y la captura en algunos arroyos y ríos en los que se encuentra”.

    Atilio Guzmán, biólogo del CIES (Centro de Investigación Ecológica Subtropical), trabaja en un proyecto junto a la Administración de Parque Nacionales y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación para estudiar la población, y le contó a Infobae que surgió cuando empezaron a notar que las tortugas anidaban al costado de las vías del trencito que va a la Garganta del Diablo. Allí, en épocas donde los turistas llegan al parque, la gente alimenta a los coatíes y les tira alimento. Entonces cuando estos mamíferos buscan su comida, arrasaban también con los nidos.

    La presencia de esta especie fue registrada sobre el río Iguazú superior y su costa, en áreas zonificadas de uso público intensivo que incluyen pasarelas, senderos pedestres y circuitos náuticos de bajo impacto. Para poder conocer y estudiar las condiciones en las cuales se desarrolla la especie y obtener datos sobre la duración del periodo de incubación y la fecha en la que se produce, se procedido al “cierre” de ese espacio y se colocó un cartel informativo para el conocimiento público, y evitar posibles impactos con la ayuda del personal de la empresa Iguazú Argentina.  


    Créditos:

    • Por Laura Rocha. Publicado en el Sitio Infobae. (01/05/21).
     



    El día en que Macondo se estremeció con el viento que sopló en Comodoro
     


    Gabriel García Márquez.

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • Visitó la Patagonia una sola vez en su vida. Fue en 1994, al otro lado de la cordillera. Ese año, Gabriel García Márquez llegó al sur de Chile casi de incógnito, como un turista más, para navegar los fiordos de Aysén y conocer los milenarios glaciares de la laguna San Rafael.
    Dos décadas antes, sin embargo, ya se había transportado literariamente a esta región del mundo en una de sus obras cumbres.
    (...) un consejo que era más bien del abuelo escaldado que de padre sabio y que el niño no habría olvidado jamás aunque hubiera vivido tanto como él porque se lo enseñó mientras lo preparaba para disparar por primera vez a los seis años de edad un cañón de retroceso a cuyos estampidos de catástrofe atribuimos la pavorosa tormenta seca de relámpagos y truenos volcánicos y el tremendo viento polar de Comodoro Rivadavia que volteó al revés las entrañas del mar y se llevó volando un circo de animales (...)”
    El fragmento corresponde a la página 197 de “El otoño del patriarca”, cuya primera edición se publicó en 1975. Según palabras de Gabo es la novela en la que más trabajo y esfuerzo invirtió. Comenzó a escribirla en 1968, época en que vivía en Barcelona. Le llevó siete años terminarla.
    En el campo de la crítica literaria existe un consenso casi absoluto de que el premio Nobel ha construido en este libro una maquinaria narrativa perfecta. El relato tiene como eje la vida de un dictador latinoamericano cuyo nombre, Zacarías, solo es mencionado una vez en toda la obra. Es que ese personaje constituye un arquetipo con el que el autor se propone retratar la figura de un tirano de cualquier época y nacionalidad.

    Como analiza su compatriota Dasso Saldívar, sucede que en esta novela García Márquez desarrolla y cristaliza las preocupaciones sobre el poder y la figura de los caudillos, algo que el escritor colombiano ya había concebido y expresado en algunos pasajes de “Los funerales de la Mamá Grande” (1962), “La Mala Hora” (1962) y “Cien años de soledad” (1967).

    “El tiempo vital y político del dictador dura unos 450 años, pues conoce a Colón en persona y un viernes histórico ve ancladas frente a su ventana las tres carabelas. La también destacada presencia del poeta Rubén Darío, con sus muchos versos engastados a lo largo de la narración, nos permite concluir que, como en ‘Cien años de soledad’, en ‘El otoño del patriarca’ García Márquez vuelve a fundir en un mismo discurso poético-narrativo todos los tiempos y una síntesis esencial de la historia de América Latina”, dimensiona Saldívar.

    A mi entender, mientras tanto, la característica más extraordinaria de “El otoño del patriarca” está en su estilo. Se divide en seis bloques o capítulos de narración continua, sin intercalación de diálogos ni existencia de puntos aparte. Tampoco abundan las comas ni los puntos seguidos. A contramano de lo que recomienda la lógica, cada capítulo ha sido redactado como una extensa oración de decena de páginas, pero totalmente comprensible y que se deja leer con facilidad. Esa compleja genialidad también explica que Gabo haya invertido casi una década de su tiempo para cincelarla con su máquina de escribir.

    El Caribe natal de García Márquez es el escenario donde se desenvuelve esta historia, como ocurre con la mayoría de sus novelas y cuentos. No obstante, hacia la mitad del libro aparece una de las excepciones. Allí la geografía excede las coordenadas del territorio que gobierna el patriarca. Es donde para orgullo nuestro aparece mencionada Comodoro Rivadavia.
    La pregunta que muchos de quienes vivimos en esta tierra y tuvimos la oportunidad de leer “El otoño del patriarca” nos hemos formulado al llegar a esa parte del libro es ¿por qué el escritor colombiano la escogió como referencia?, siendo que quizás hay otros lugares en el mundo donde el viento brama con igual furia.

    El propio Gabo se encargó de responderla en “El olor de la guayaba” (1993), un libro que reproduce las conversaciones del premio Nobel con Plinio Apuleyo Mendoza, otro periodista y escritor colombiano.
    En un momento dado, Mendoza le pregunta por ese “realismo mágico” en el que se inspiran sus creaciones literarias. “Tengo la impresión de que tus lectores europeos suelen advertir la magia de las cosas que tú cuentas, pero no ven la realidad que las inspira”, le señala.

    Y García Márquez le contesta: “seguramente porque su racionalismo les impide ver que la realidad no termina en el precio de los tomates o de los huevos. La vida cotidiana en América Latina nos demuestra que la realidad está llena de cosas extraordinarias (...) En Comodoro Rivadavia, en el extremo sur de Argentina, vientos del polo se llevaron por los aires un circo entero. Al día siguiente, los pescadores sacaron en sus redes cadáveres de leones y jirafas.”
    Es probable que García haya escuchado sobre la violencia de nuestro viento en alguna charla con Francisco “Paco” Porrúa, el legendario editor argentino-español, quien durante la década de 1920 hizo del cerro Chenque escenario de sus juegos de infancia. Él fue quien en 1967 apostó por un Gabo todavía ignoto al publicar para Editorial Sudamericana la primera edición de “Cien años de soledad”.

    En una ocasión, sin embargo, el escritor caribeño comentó que cuando se le ocurrió incluir en la novela la escena del cañón, necesitaba ilustrarla con una metáfora lo suficientemente poderosa. En una enciclopedia que tenía en su biblioteca buscó cuál era el lugar en el planeta donde soplaban los vientos más intensos y así dio con el dato de que en Comodoro Rivadavia la furia de la naturaleza había destruido un circo.
    Entre aquellos memoriosos de la época que “viven para contarlo” hay quienes aseguran que en ese pasaje de “El otoño del patriarca”, García Márquez hace referencia a un temporal que se registró por estos lares en la década del 60. Algunos lo ubican en 1962, otros en 1964. Falta esa precisión, pero la anécdota remite a que el viento arrasó con la carpa de un circo instalado en Playa Sud.

    Después la imaginación del novelista enriqueció la escena para poder convertirla en fábula, al describir que leones y hasta jirafas –animal exótico incluso para un circo- murieron ahogados. Lo hizo apelando a un procedimiento totalmente lícito en el universo de la narrativa de ficción, pero absolutamente vedado en los relatos de la vida real como él mismo solía advertirlo a partir de su experiencia simultánea como literato y periodista.

    “Lo malo es que en el periodismo un solo dato en falso desvirtúa sin remedio a los otros datos verídicos. En la ficción, en cambio, un solo dato real bien usado puede volver verídicas a las criaturas más fantásticas. La norma tiene injusticias de ambos lados: en periodismo hay que apegarse a la verdad. En cambio, en la literatura se puede inventar todo, siempre que el autor sea capaz de hacerlo creer como si fuera cierto”, planteó García Márquez alguna vez. Lo hizo para reflexionar sobre dos géneros hermanados por el lenguaje y en los que brilló como un indiscutido maestro.

    Artículo publicado originalmente el 25 de abril de 2014 en la sección Opinión del diario El Patagónico.
     


    Créditos:

    • Por Victor Latorre. Publicado en el Sitio El Patagónico. (17/04/21).
     



    Dos ex combatientes de la Guerra de Malvinas serán candidatos para el premio Nobel de la Paz
     


    Julio Aro y Geoffrey Cardozo. (La fotografía ha sido modificada con un programa de edición de imágenes).

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • El veterano de guerra argentino Julio Aro y el coronel británico Geoffrey Cardozo, ambos que compartieron el frente de la guerra en las Islas Malvinas en 1982, se convirtieron en candidatos para ocupar la lista de posibles premios Nobel de la Paz 2021.
    Así lo resolvió el comité noruego que se encarga de oficializar las nominaciones para el premio Nobel de la Paz cada año.
    Aro y Cardozo trabajaron juntos para ubicar e identificar los restos mortales de los soldados argentinos enterrados en el Cementerio de Darwin en las Malvinas tras la guerra desatada entre la Argentina y Gran Bretaña.

    La historia de estos dos combatientes es inigualable. En el 2008, el destino hizo que Cardozo fuera invitado a Londres a una reunión con veteranos argentinos e ingleses, donde oficiaría de traductor. Allí conoció a Julio Aro, veterano de Malvinas, que había viajado junto a otros ex combatientes, para conocer cómo trabajaban los ingleses para ayudar a los soldados que volvían con estrés post traumático.
    A lo largo de una charla profunda, Cardozo conoció el dolor de Aro por las historias de sus compañeros no identificados y decidió entregarle el documento que él había realizado en 1983 cuando inhumó los cuerpos: “Ustedes van a saber qué hacer con esto”, le dijo.
    Desde ese entonces pasaron 37 años y hubo 115 caídos que fueron identificados en el marco del Plan Proyecto Humanitario y tienen una lápida con su nombre en las Islas Malvinas. El trabajo de identificación de los cuerpos se logró gracias a la intervención de la Cruz Roja Internacional y al aporte fundamental del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

    Aro es un ex combatiente conscripto VGM. Fue quién comenzó con la búsqueda de la identidad de los soldados enterrados en el cementerio de Darwin bajo el lema “Soldado Argentino sólo conocido por Dios”. Inició un reclamo ante las autoridades en el año 2008 hasta que conoció Cardozo.
    En tanto, el soldado británico fue nombrado como Comendador de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (CBE), un reconocimiento otorgado al liderazgo a nivel regional o por una contribución distinguida e innovadora en cualquier área. En este caso, el honor fue otorgado por su aporte a las relaciones entre el Reino Unido y la República Argentina.

    En 1982 fue el entonces joven capitán Cardozo, de 32 años, que se desempeñaba en el área logística del Ministerio de Defensa en Londres, quien recibió la orden que le cambiaría la vida para siempre: debía recoger los cuerpos de los soldados argentinos en los campos de batalla para darles digna sepultura.
    Cardozo había llegado a las islas, solo un día después de finalizada la guerra, con otra misión: ayudar a los oficiales con la tropa en el período post guerra que siempre es muy duro para los combatientes. “La adrenalina está muy alta, tienen mucho estrés, hay agresión y mucho alcohol. Mi función era mantener la disciplina, darles comida y confort, que es importantísimo para los sobrevivientes”, relataba el militar inglés.

    Años más tarde, Cardozo le entregó a Julio Aro información fundamental para concretar la identificación de los caídos argentinos. Con estos datos, Aro creó la Fundación “No me olvides” y a partir de allí ambos ex combatientes comenzaron un largo camino que los llevó a identificar a 115 soldados.
    El proceso de identificación de los cuerpos en Malvinas se logró durante el mandato de Cristina Kirchner tras un acuerdo con Londres. Luego la Argentina y el Reino Unido siguieron trabajando durante la gestión de Mauricio Macri en ese proyecto humanitario. Este año, ambos Estados firmaron un nuevo acuerdo para continuar los trabajos de identificación de las tumbas de los soldados enterrados en las Islas Malvinas.

    La postulación de ambos referentes de los caídos en Malvinas fue presentada hace dos años por la Universidad de Mar del Plata y ahora llega el momento en que el jurado de Noruega defina si estos dos hombres que marcaron historia serán nombrados premio Nobel de la Paz.
     


    Créditos:

    • Por Adrián Pignatelli. Artículo publicado en el Sitio Infobae. (07/03/21).
     



    Ruta del T.O.A.S. (Teatro de Operaciones Atlántico Sur)
     


    En estos lugares recorrerán y recordarán los puestos de combate del año 1982.

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • En la Ruta del TOAS se unen lugares y situaciones bélicas que se desarrollaron en el Teatro de Operaciones Atlántico Sur (T.O.A.S.), en el año 1982 durante el conflicto armado que nuestro país vivió con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.
    Con esto se busca visibilizar la historia de la defensa del litoral marítimo patagónico, sus bases operativas y así también rescatar del olvido, los hechos que hasta ahora se habían perdido, siendo parte de la memoria para las nuevas generaciones. Reivindicando así, a los caídos en la Guerra de Malvinas.

    La Ruta del TOAS, es una forma de recordar a los Soldados que estuvieron desplegados en la defensa del litoral marítimo patagónico y sus 6 bases áreas de la FAS, fuerza aérea sur (FAA), rescatando parte de esta historia, poco conocida por la sociedad, en un justo homenaje a los 17 hombres caídos en combate en estos lugares.

    La idea es que desde distintos puntos del país se reunirán y viajarán columnas de veteranos del TOAS, familiares y amigos, concentrándose en San Antonio Oeste (Río Negro), lugar donde se realizaba el traslado de tropas, material bélico y vehículos afectados al despliegue en el litoral marítimo patagónico, desde ahí, partirán en caravana, iniciando el recorrido por la ruta Nacional Nro. 3 desde Puerto Madryn uniendo las localidades de Trelew, Camarones, Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Caleta Olivia, Cañadón Seco, Puerto Deseado, Puerto San Julián, Cte. Luis Piedrabuena, Puerto Santa Cruz, Puerto Punta Quilla, Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia.

    En estos lugares recorrerán y recordarán los puestos de combate del año 1982, en cumplimiento de las órdenes operacionales de combate, de vigilancia y defensa del litoral marítimo. El recorrido tendrá como punto culmine el 2 de abril la ciudad de Río Grande, donde estará previsto realizar el acto central por el día del Veterano de Guerra y de los Caídos en Malvinas.
     


    Créditos:

    • Fundamentación de la declaración de Interés de la Honorable Cámara de Dipuatados de la Nación al evento histórico denominado “LA RUTA DEL TOAS”. Artículo publicado en el Sitio Honorable Cámara de Diputados de la Nación. (07/03/21).
     



    Calendario Ruta del TOAS
     


      19 de Marzo 2021
      • Chubut
        • Puerto Madryn. (Acto a las 12 Hs.)
        • Trelew. (Acto a las 18 Hs.)


      20 de Marzo 2021

      • Chubut
        • Camarones. (Acto a las 12 Hs.)


      21 de Marzo 2021

      • Chubut
        • Comodoro Rivadavia. (Acto a las 10 Hs.)
        • Comodoro Rivadavia. (Acto a las 16 Hs.)


      22 de Marzo 2021

      • Chubut
        • Rada Tilly. (Acto a las 10 Hs.)


      23 de Marzo 2021

      • Santa Cruz
        • Caleta Olivia. (Acto a las 10 Hs.)
        • Cañadón Seco. (Acto a las 16 Hs.)


      24 de Marzo 2021

      • Santa Cruz
        • Puerto Deseado. (Acto a las 10 Hs.)


      25 de Marzo 2021

      • Santa Cruz
        • Puerto San Julián. (Acto a las 15 Hs.)
      26 de Marzo 2021
      • Santa Cruz
        • Cmte. Luis Piedrabuena. (Acto a las 10 Hs.)
        • Puerto de Santa Cruz. (Acto a las 13 Hs.)
        • Puerto dPunta Quilla. (Acto a las 19 Hs.


      27 de Marzo 2021

      • Santa Cruz
        • Río Gallegos. (Acto a las 16 Hs.)


      28 de Marzo 2021

      • Santa Cruz
        • Río Gallegos. (Acto a las 10 Hs.)
        • Río Gallegos. (Acto a las 16 Hs.)


      30 de Marzo 2021

      • Tierra del Fuego
        • Río Grande. (Acto a las 15 Hs.)


      31 de Marzo 2021

      • Tierra del Fuego
        • Río Grande. (Acto a las 10 Hs.)
        • Río Grande. (Acto a las 16 Hs.)


      1 de Abril 2021

      • Tierra del Fuego
        • Río Grande. (Vigilia)


      2 de Abril 2021

      • Tierra del Fuego
        • Ushuaia. (Acto a las 14 Hs.)
     



    Capitán Beto y Manolito, los satélites argentinos que desafiaron a la tecnología espacial
     


    Capitán Beto y Manolito no fueron satélites oficiales, pero realizaron una tarea muy importante para la tecnología espacial argentina.

  • Más videos y fotos: GonBal.

  • Capitán Beto y Manolito no fueron satélites oficiales, pero realizaron una tarea muy importante para la tecnología espacial argentina. Fueron parte de un emprendimiento privado realizado en Bariloche. En el 2013, la empresa Satellogic firmó un convenio con el Invap (Investigación Aplicada) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, y lograron colocar en la órbita terrestre los satélites experimentales.

    Estos satélites se llamaban CubeBug 1 y CubeBug 2. Fueron unos cubos pequeños que experimentaron con nanotecnología para demostrar que podían realizar la misma función que la tecnología de mayor tamaño. Para su lanzamiento, Argentina contrató a una empresa de China. Fue entonces cuando los científicos del país decidieron cambiar el nombre de estos satélites y llamarlos Capitán Beto (en homenaje a Luis Alberto Spinetta que había fallecido un año antes) y Manolito (como el personaje de Mafalda, en homenaje a Quino). Los satélites orbitaron a unos 650 kilómetros del planeta, a una velocidad de 27 mil kilómetros por hora.

    Capitán Beto pesaba dos kilos y medía 20 centímetros de altura por diez centímetros de lado. El nanosatélite despegó en abril del 2013 y llevó tres equipos de estudio: una rueda de inercia (para controlar su actuación en el espacio), un startracker (que sacaba fotos para establecer su posición) y una computadora para vigilar su navegación. Cada 15 o 30 segundos enviaba un paquete de datos, llamado baliza.

    Manolito despegó un poco después en julio del 2013, desde Rusia. Llevaba una cámara de 20 megapíxeles para obtener fotografías de la Tierra, un GPS desarrollado por la empresa y una carga para que los radioaficionados pudieran localizarlo y dejarle mensajes. Fue monitoreado desde dos estaciones terrestres ubicadas en Bariloche, Río Negro y en Tortuguitas, Buenos Aires.

    Antes de la existencia de la CONAE, Argentina envió al espacio mediante un cohete europeo su primer satélite llamado Lusat, en 1990. Fue un satélite construido por los radioaficionados de Amsat para proveer comunicaciones a los radioaficionados.
    Su batería se agotó y quedó inutilizable. Sin embargo, la baliza del satélite todavía está activa, a 30 años de su puesta en órbita.
     


    Créditos:

    Temas de la Semana Anterior

    Biografías:

    "Biografía de
    Cornelio Saavedra"

    El general Cornelio Judas Tadeo de Saavedra y Rodríguez (15 de septiembre de 1759, Otuyo, Corregimiento de Potosí, Virreinato del Perú - 29 de marzo de 1829, Buenos Aires, Provincias Unidas del Río de la Plata) fue un militar y estadista rioplatense que tuvo una participación decisiva en la Revolución de Mayo, primer paso de la independencia argentina. Saavedra fue el primer jefe del Regimiento de Patricios formado tras las Invasiones Inglesas, lo cual lo convirtió en una prominente figura de la...
    Entrar (www.elchenque.com.ar)

    Historia:

    "Día del
    Ejército Argentino"

    La Historia del Ejército Argentino se remonta a los últimos años del Virreinato del Río de la Plata, cuando las primitivas formaciones militares coloniales se vieron enfrentadas a las Invasiones Inglesas a Buenos Aires en 1806 y 1807. Éstas fueron repelidas gracias a la formación de milicias, que serían la base del futuro Ejército Argentino. Oficialmente, la fundación del Ejército Argentino data de un decreto de la Primera Junta, inmediatamente posterior a la Revolución de Mayo. A partir de ese...
    Entrar (www.elchenque.com.ar)

    Historia:

    "El destino de los Obispos del Virreinato
    en la revolución de Mayo"

    Sobre lo acontecido en los días de mayo de 1810 en la ciudad de la Santísima Trinidad del puerto de santa María de los Buenos Ayres, se ha escrito y se seguirá escribiendo de todo. La mayoría de las cosas que nos han contado sobre los hechos en esas jornadas son medias verdades. Es decir, también son medias mentiras. Cada momento histórico de nuestro devenir acomodará lo sucedido al discurso político del momento, a veces con mucha naturalidad, otras con fórceps. Cuentos y cuentitos que repetimos...
    Entrar (www.o-12.com.ar)

    Historia:

    "El desconocido linaje
    de Cornelio Saavedra"

    Cornelio Judas Tadeo Saavedra fue el Presidente de la Primera Junta y el primer Saavedra destacado en la historia local. Sus descendientes directos también ejercieron importantes cargos públicos. Su hijo Manuel Saavedra fue dos veces Gobernador de la provincia de Buenos Aires, y su bisnieto Carlos Saavedra Lamas, recibió el Premio Nobel de la Paz, en el año 1936, por su actuación en favor de la resolución del conflicto entre Bolivia y Paraguay por el Chaco Boreal. En esta ocasión además, redactó...
    Entrar (www.caletao.com.ar)